Acerca de Sandra Marconi

Redactora Publicitaria (Universidad de Palermo), Vitki (intérprete de runas vikingas), energetista, cocinera. "Me dedico hace 15 años a asistir personas con problemas de vida a través de la expansión de conciencia, utilizando para ello la lectura e interpretación de diversos sistemas de consulta (Runas Vikingas, tarot, y oráculos con mirada evolutiva, no predictiva), juegos de autoconocimiento, energética humana y toda la magia que se produce cuando ampliamos nuestro ancho de banda."

Transición

tablero

Ya pateé cientos de tableros y me temo que seguiré haciéndolo hasta encontrarme. En mi búsqueda y sendero hacia la individuación me voy deshaciendo de todo lo que no es mío, de toda la conciencia adquirida: la de la familia, la cultura, la educación, la “historia” relatada, la sociedad, la new “cage” o espiritualidad dirigida, el matrimonio, la ciencia, la salud, la maternidad y la pareja.

Nada de eso es mi esencia. Mis emociones manipuladas han firmado pactos de lealtad con la familia, en forma de silencios, de “cuidar las formas”, y aspirar y creerme dentro de modelos que no se sostienen y que no son sanos.

He aplicado a trabajos donde han abusado de mis horas de sueño, de esparcimiento y de conexión, y he “perdido” posibilidades de desarrollarme profesionalmente por poner en un formulario que tengo un hijo.

Ya sostuve el ánimo, la economía y la reputación de parejas a costa de mi cansancio y en detrimento de lo que yo tenía ganas de hacer, sentía y pensaba.Ya dí horas de mi vida a una medicina que me mantenía levemente sana, muy leve.Ya voté convencida en la dualidad y luego entendí que mi voto alimenta esa dualidad perversa y esclavista.Ya experimenté el hacer sacrificios de todo tipo y color, y el resultado fue que nunca satisfizo del todo a los demás y a mí me corrió de la fuente y esencia inconmensurable que soy.

Ahora me estoy experimentando a mí misma, en un mundo que apuesta mayoritariamente a las vacunas, al bozal y a la distancia. La etapa en que estoy en mi trabajo interno de conciencia, energético, físico y psicológico, no me hacen sentir superior, pero sí en el camino. Ya no puedo sentarme junto a un psicópata, junto a un manipulador, a un controlador, o un narcisista en ningún aspecto de la vida (de pareja, familiar, de salud, política, o espiritual), al menos no voluntaria y conscientemente.

No sé cuál es el puerto, estación o silla nueva que ocuparé en este plano, y tengo aún la pequeña tensión que me advierte antes de hacer cosas sin pensar o por automatismos. Temo quemarme, estoy reticente a cualquier idea que no distienda mi espíritu y que no me permita confiar sin que mi percepción y mi intuición se vean sacudidas.

Vivir observante y sin creencias es un aprendizaje en el que estoy incursionando.
No es que no crea en vos, es que estoy creyendo más en mí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>