buscar

Talcahuano 1287. Buenos Aires. [mapa]
Lun a Vie de 10.30 a 19 hs. Sáb de 10.30 a 13 hs.

Spilimbergo y sus otras figuras

Lino Enea Spilimbergo

Del 24 de Agosto al 17 de Septiembre de 2011 - Inaugura: 19hs  - Entrada: libre y gratuita

imagenes
 
 
 

Una muestra para recordar al gran maestro Lino Enea Spilimbergo eximio dibujante, talentoso muralista y destacado grabador, fallecido hace 47 años atrás.  

 

Próximamente se cumplen 75 años de la consagración nacional e internacional del artista con su obra Figuras que en 1937 recibe el Gran Premio de Pintura y Medalla de Oro al Grabado en la Exposición Internacional de Paris; y el Gran Premio de Honor del Salón Nacional. Quien quiera recordar la magnificencia de esta artista argentino tendrá oportunidad de recorrer una exquisita exhibición con sus infaltables figuras; sus retratos; sus inconfundibles desnudos y sus bellos paisajes.

 

Una muestra que reúne 16 obras de mediano y gran formato de pinturas en técnica mixta, que van desde el año 1927 hasta lo último de su trabajo artístico. Se destaca para esta inauguración una trastienda con significativos cuadros de Carlos Alonso; reconocido discípulo de Spilimbergo con 5 obras que reflejan la influencia de su gran maestro, destacándose el retrato femenino La espera de 1959.

______________________________________________________________________________________________________________

 


La naturalidad del vigor.

Por Sonia Decker

 


Buenos Aires lo ve nacer en 1896, cuando el oficio pictórico aún actuaba    como el rector casi absoluto de la estética finisecular.

Su formación académica y el envío al Salón Nacional de 1925, le abren las puertas de Europa, y serán la Italia renacentista primero y más tarde el taller de André Lhote en Paris, los hilos conductores que lo llevarán a convertirse en uno de los primeros pintores modernos del siglo XX.

 

Regresará al país luego de haber vivido intensamente el clima europeo de entreguerras, dotado de un riquísimo bagaje de nuevas propuestas, y habiendo desarrollado al máximo su capacidad de aprendizaje y de observación de la nueva realidad.

 

Eximio dibujante, grabador refinadísimo y uno de los pocos talentos muralistas de nuestro país, Spilimbergo construye sus figuras y sus paisajes evitando cualquier recurso decorativo o anecdótico, para transformarlas en obras esenciales, absolutamente universales. Percibimos en su pintura una monumentalidad controlada que se asocia a la permanente síntesis, ejemplo perfecto del manejo total  del dibujo, sostén fundamental de toda la estructura subyacente en su obra.

 

La serie de las terrazas, que pinta a comienzos de los años 30, nos impactan con sus imágenes casi congeladas, y se sitúan en una escenografía que les quita toda realidad temporal.

Las monocopias, realizadas desde los 20 hasta entrados los años 40, incluyen el tiempo en las imágenes. Las figuras están en movimiento, exponen situaciones vitales, y sobre todo, participan de un relato novedoso y dramático a la vez.

 

Los retratos, de sólida concesión figurativa, surgen acompañados de un color personalísimo, de un contenido profundo y de una materia pictórica de gran belleza.

La pureza eterna de la línea renacentista que fluye de su maestría indubitable, hace que su arte trasunte delicadeza y vigor al mismo tiempo. Todo este andamiaje arquitectónico y pictórico, fluye al mismo tiempo, con absoluta naturalidad. Con la virtud que poseen solamente, los que tienen el talento de trascender en el tiempo a través de la genialidad creativa.

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus