buscar

Av. Pedro de Mendoza 1929 [mapa]
Mar a Dom de 11 a 19 hs.

www.proa.org info@proa.org

Otras Voces

Otras Voces

Jorge Méndez Blake Alejandro Cesarco

Del 23 de Enero al 31 de Marzo de 2010  - Entrada: $ 10.-

imagenes
 
anterior siguiente
 
 

Inaugura sábado 23 a las 18 hs.
Texto de Florecia Malbrán / “Otras voces” reúne obra de dos artistas que recurren a la literatura, pero también al cine y la arquitectura, para reflexionar sobre el presente y sus vínculos con el pasado. Alejandro Cesarco y Jorge Méndez Blake presentan las voces de Marguerite Duras y Jorge Luis Borges, entre otros autores. Sus obras no se limitan a ilustrar la literatura, tampoco citan el texto escrito para explicarlo ni para manifestar los supuestos de su trabajo artístico. Se juega, en estas obras, una operación muy distinta entre la palabra y la imagen. Claro que palabras e imágenes muestran elecciones y pensamientos, hablan de un tiempo y de un lugar, tienen una memoria. ¿Pero cómo hacer nacer estos signos al hoy? ¿Más aún, cómo comprender el presente, acceder al aquí y el ahora? Podríamos responder que necesitamos conocer el pasado para explicar el momento actual y proyectarnos hacia el futuro. Sabemos, sin embargo, que la historia está compuesta por miles de hechos que pueden interpretarse por otros miles de puntos de vista. Jamás podremos reconstruir el pasado en su significado pleno. Esta imposibilidad, lejos de llevarnos a la renuncia o el relativismo, no hace más que renovar en su ardor las preguntas sobre nuestro presente. Debe haber una manera de pensar y medir el tiempo diferente a la de cronómetros y calendarios, insta Jean-Luc Nancy, una figura clave de la cultura contemporánea. Y Nancy se compromete con el hoy, busca otorgar sentido a sus fragmentos. Las obras exhibidas en “Otras voces”, justamente, participan de esta búsqueda, proponen espacios que abren el tiempo y nos permiten explorar el presente, en una suerte de intervalo, fuera de la sucesión furiosa de minutos en la que se precipita el mundo. Al volcarse sobre el pasado, al leerlo, estas obras lo hacen presencia. Exponen voces que brindan diferencias, nuevas conexiones, pero que no suenan a coro ni llevan a efecto una resolución. Cesarco, Méndez Blake, Borges, Duras, Link, ¿enuncian lo mismo? ¿O presentan lenguajes irreductibles, con incumbencias específicas y singulares? Diría que en estas obras no hay un discurrir, de una voz a la siguiente, para alcanzar una conclusión. Hay, en su lugar, nuevamente según Nancy, un “paso suspendido”. No podemos hacer surgir, a partir de la yuxtaposición de voces, una significación superior. Es que ni estas obras son estructuras fijas, ni lo somos nosotros en tanto espectadores. Pareciera que lo único permanente son los cambios, como señaló una vez Cesarco al explicar su visión artística. Si las voces que presentan Cesarco y Méndez Blake se encuentran en variados estados de agitación, podría ser porque responden a un tipo de inquietud manifiesta ya en el mismísimo espacio de estas obras. Ambos artistas dan cuenta de una implosión, ocurrida hace tiempo, que rompió a la obra única y singular en muchos fragmentos, expandidos en la sala de la exposición. Nos toca ahora, en lugar de mirar a la distancia, entrar dentro de estas zonas dilatadas: caminar, ver, leer y explorar sus astillas y destellos. La literatura no sería entonces el único “otro” en estas obras. Estas obras abrazan el “afuera”, están hechas de “otras partes” que parecen no referirse al arte. Quedó lejos la contención que brindaban el marco y el pedestal —tan lejos como la certeza de la interpretación. Tenemos que vérnosla con esta apertura, no nos queda otra más que vivirla, acompañar su esclarecimiento. Está en cada uno la posibilidad de entablar diálogos, de romper o enfatizar dichos y susurros. Así como también está en cada uno la posibilidad de pensar estos espacios y, en ellos, a través de ellos, ir transformando el presente. La concepción curatorial de “Otras voces” responde al propio partido arquitectónico de la Fundación Proa, en donde la biblioteca no sólo está ubicada contigua a la salas de exposición, sino que se yergue en el centro del edificio. De este modo, en sintonía con la sensibilidad actual, Proa no limita la cultura en áreas de competencia, sino, más vale, se abre a la complejidad e intensidad de la experiencia contemporánea. Florencia Malbrán es curadora independiente. M.A. in Curatorial Studies por el Center for Curatorial Studies, Bard College (Nueva York) y Licenciada en Artes por la Universidad de Buenos Aires. Ejecutó múltiples proyectos críticos y curatoriales en diversas instituciones y países. En 2009, realizó una residencia curatorial en ARTIUM, Centro Museo Vasco de Arte Contemporáneo (España). Integró el departamento curatorial de los museos Guggenheim y trabajó en el Solomon R. Guggenheim Museum (Nueva York), el Museo Guggenheim Bilbao y la Peggy Guggenheim Collection (Venecia). También trabajó en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires y en la Pinacoteca do Estado de São Paulo. Publicó ensayos en catálogos especializados y revistas de arte contemporáneo. Recibió becas del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), el Fondo Nacional de las Artes y la Fundación Cisneros.

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus