buscar

Av. Pedro de Mendoza 1929 [mapa]
Mar a Dom de 11 a 19 hs.

www.proa.org info@proa.org

Joseph Beuys: Obras 1955-1985

Joseph Beuys: Obras 1955-1985

Joseph Beuys

Del 22 de Marzo al 02 de Junio de 2014 - Inaugura: 17hs  - Entrada: $ 10.-

imagenes
 
anterior siguiente
 
 

Curadores: Silke Thomas y Rafael Raddi.

El conjunto de más de 110 obras realizadas entre las décadas de 1955 y 1985,  seleccionado por los especialistas Silke Thomas y Rafael Raddi, componen un amplio panorama del universo estético del artista.

 

Considerado un artista imprescindible para el arte contemporáneo, es criticado en su época por sus transgresiones y pensamientos acerca de la No producción de la obra de arte, el cuestionamiento a la educación oficial, su iniciativa por recuperar la conversación como parte del pensamiento, y su propuesta de generar espacios de diálogo en puntos diversos de la ciudad.

 

En 1972, para la Documenta Kassel V, instala la "Oficina de la Organización para la Democracia Directa por Referéndum Libre" con la cual abre un espacio de discusión con el público, y expone sus principios mediante conversaciones performáticas a lo largo de 100 días.

TEXTO CURATORIAL

 

Texto Silke Thomas

 

Joseph Beuys, que murió en 1986 a los 65 años, dejó tras de sí el trabajo de una vida que es inmenso en su enfoque, provocativo en su intención, emocionalmente conmovedor, que plantea problemas, estimula el pensamiento y despierta asociaciones. A través de su obra, Joseph Beuys quería lograr principalmente una cosa: provocar una revolución de la mente.

 

Beuys tuvo su primera exhibición en 1953 en Kleve, cuando todavía era alumno de Ewald Mataré en la Academia de Dusseldorf. Esta pequeña presentación fue organizada por los hermanos Franz and Hans van der Grinten, que habían conocido a Joseph Beuys en 1945, justo cuando regresaba de la guerra. Ellos comenzaron a coleccionar su obra en gran escala.

 

Sin embargo, pasaría bastante tiempo hasta que Beuys accediera a la verdadera escena pública. Recién en 1961, cuando Beuys tenía 40 años, tuvo su primer catálogo de exhibición. Ese mismo año, fue nombrado profesor de escultura monumental en la Academia de Dusseldorf. Tres años más tarde, Beuys participó en la tercera edición de Documenta, una de las exhibiciones de arte contemporáneo más importantes del mundo, en la que figuraría regularmente con sus obras en los años venideros. En 1965 tuvo su primera exhibición individual importante en la Galería Alfred Schmela, en la que presentó su legendaria obra Wie man dem toten Hasen die Bilder erklärt. Su figura creció inmensamente a partir de ahí.

 

Pero su creciente reconocimiento no derivaba solo de sus exhibiciones, sino también, y más importantemente, de su excepcional compromiso político, que comenzó en 1967. Durante ese año, el Shah de Irán visitó Berlín invitado por el Estado, lo cual provocó grandes manifestaciones de protesta. En una de ellas, el estudiante Benno Ohnesorg fue asesinado por la policía. El país se agitaba. Beuys se convirtió en el portavoz del pacífico movimiento estudiantil y fundó el Deutsche Studenten Partei (Partido de los Estuadiantes Alemán) el 22 de junio de 1967. Su primera asamblea se realizó en los jardines de la Academia de Artes de Dusseldorf, dado que no permitía asambleas políticas puertas adentro.

 

En 1972 estalló un escándalo en la Academia de Dusseldorf. Beuys afirmaba que todos tenían derecho a la educación, y protestaba constantemente en contra de las reglas que restringían el acceso de los estudiantes a la educación superior. Luego ocupar las oficinas administrativas de la Academia de Artes junto con 142 estudiantes rechazados para exigir su admisión, Beuys fue despedido sumariamente por Johannes Rau, el entonces ministro de Ciencias de la provincia. La expulsión de Beuys provocó una reacción enorme: algunos de sus alumnos hicieron una huelga de hambre y Rau comenzó a recibir cartas de protesta de famosos simpatizantes de Beuys, de artistas, directores de museos y figuras literarias de todo el mundo. Solo luego de una larga audiencia en el Tribunal Federal de Trabajo de Alemania, en Kassel, fue el despido de
Beuys revocado. Su puesto y su estudio en la Academia le fueron devueltos. Sin embargo, terminó aceptando su despido. El combativo Beuys había triunfado en este nivel.

 

En esos años, Beuys tuvo una extraordinaria actividad. En 1972, el año de las controversias, había fundado la Organización para la Democracia Directa por Reférndum, planteando por lo tanto un desafío al sistema de partidos. El ciudadano debería ser parte de la toma de decisiones y no estar más sujeto al patronazgo del Estado. Beuys se valió de Documenta 5, celebrada ese mismo año, como plataforma para montar su Oficina de la Organización para la Democracia Directa por Referéndum. Durante toda la duración de Documenta –nada menos que cien días–, Beuys discutió con el público sobre la responsabilidad política, el derecho a tener una voz, la ecología y otros temas, de modo de propagar su llamado a una reforma y una mejoría de la sociedad.

 

Esto forma enteramente parte del espíritu de su idea de un “concepto extendido del arte”, que pone los viejos conceptos del arte pies para arriba. Para Beuys, el acto artístico es sinónimo de acción. Acción significa modelar y dar forma al mundo para co-determinar sus estructuras. Acción es, por lo tanto, acción política. Beuys definió esto concisamente en esta fórmula: “arte=política, política=arte”.

 

El mejor ejemplo del concepto extendido del arte es sin duda su contribución a Documenta 7, que tuvo lugar en 1982. Beuys apiló 7 mil bloques de basalto frente al edificio de exhibiciones principal de Documenta, el Fridericianum. Eventualmente, debían ser “plantados” en la ciudad de Kassel, pieza por pieza, junto con un árbol. Beuys quería demostrar que algo muerto y rígido puede ser transformado en una forma viviente y vital. Con esta acción también quería declarar que las palabras no son suficientes, y que deben llevarse a cabo acciones si queremos avanzar en la conservación de la naturaleza. La Fundación de Arte Dia había participado en la financiación del proyecto y lo continuó en Nueva York, donde todavía pueden encontrarse algunos de los pares de bloques de basalto y árboles de Beuys.

 

Entretanto, la fama de Joseph Beuys había crecido enormemente. Su gran exhibición en el Museo Guggenheim de Nueva York sin dudo contribuyó a ello. Ese mismo año, antes de esa retrospectiva, conoció a Andy Warhol en la Galerie Denise René/Hans Mayer en Dusseldorf. El encuentro entre ambos artistas dio como resultado una serie de retratos. Las serigrafías de Warhol con retratos de Beuys fueron exhibidas en varias ciudades europeas en 1980. En una entrevista, Warhol dijo de Beuys; “me gusta la política de Beuys. Debería venir a los Estados Unidos y ser políticamente activo acá. Eso sería muy bueno. Debería ser presidente”.

 

Beuys no fue presidente de los Estados Unidos, aunque sí fue uno de los miembros fundadores del Partido Verde (DIE GRÜNEN) en Alemania. En junio de 1979 fue el candidato del partido en las elecciones legislativas y diseñó el afiche electoral: un hombre armado disparándole a una libre. En el 25to aniversario de la muerte de Beuys, Claudia Roth, la titular del Partido Verde, dijo que “la obra artística de Joseph Beuys y su pensamiento lateral creativo han influenciado claramente tanto el arte
como la política de la República Federal de Alemania (…) Nosotros los verdes todavía nos vemos como una continuación de la tradición del beligerante y creativo político y artista Joseph Beuys”.

 

Incluso en vida, Beuys consiguió precios récord en el mercado del arte. Mucha gente que no tenía ningún aprecio por la obra de Beuys simplemente sacudió la cabeza. Beuys ha divido las opiniones como ningún otro. Por ejemplo, con su instalación Zeige Deine Wunden. En 1979, el director de la Städtische Galerie im Lenbachhaus la compró por 270 mil marcos alemanes para la colección de la galería. Causó un revuelo nunca antes visto. La obra fue calificada como “la basura más cara” de la historia, y Henri Nannen, editor de Stern, una popular revista política, dijo que Beuys era un “un bromista, en el mejor de los casos”. Algunos políticos locales lo reprobaron de modo similar, aludiendo al despilfarro del dinero de los contribuyentes.

 

Los contradictorios puntos de vista sobre Joseph Beuys han estado vigente hasta el día de hoy, en parte también porque su obra es relativamente inaccesible. De todos modos, si uno se aventura a abordarla, encuentra ahí al inconformista, al visionario. Joseph Beuys fue un hombre, un artista, un pensador y un político para quien la libertad de la mente y la autonomía individual formaban la base de una sociedad futura. Por esto es que su obra es relevante e importante, especialmente en nuestra época. Como dijo Beuys: “El futuro que queremos debe ser inventado. De otro modo, obtendremos uno que no queremos”.
 

 

NOTAS RELACIONADAS

 

Recorrido de la exhibición

 

Sala 1

 

Introducción. Núcleos temáticos que atraviesan la muestra

 

En esta sala se presentan una selección de obras a modo introductorio, que remiten a los núcleos temáticos en los que se divide la exhibición, integrados por piezas como dibujos, múltiples, instalaciones y objetos.

 

Presentada en dos instancias, el montaje de esta sala abre la puerta al mundo de Beuys a la vez que introduce el primer video de este recorrido, el mismo que registra la acción: "Cómo explicarle pinturas a una liebre muerta" (1965). En este video, Beuys ejecuta una performance planeada especialmente para ser filmada, donde se recubre el rostro con miel y hojas de oro y se pasea por una habitación llena de sus cuadros explicándole el arte a la libre muerta. Esta acción, comisionada por la Galería Alfred Schmela en Dusseldorf,  fue planeada y ejecutada especialmente para ser filmada, sin testigos ni público, y plantea el tema fundamental de la "necesidad de explicación del arte contemporáneo".

 

Sala 2

 

Fieltro, Grasa y Metales

 

La segunda sala de la exhibición se subdivide en tres partes delimitadas por el diseño espacial. Una cronología ilustrada de la vida y obra del artista abre el espacio ofreciendo una línea temporal de los eventos más relevantes de su vida y cuestiones esenciales de su carrera.

 

El diseño expositivo en esta sala se centra en los objetos creados con sus materiales predilectos: el fieltro, la grasa y los metales. En este espacio se pueden encontrar objetos múltiples cubiertos y/o realizados con el objetivo de conservar el calor. Por ejemplo, el conocido "Trineo"(1969) concentra en sí mismo un "kit de supervivencia básica": una manta de fieltro para mantenerse caliente, una linterna para iluminar el camino, una escultura de grasa para curar las heridas y el trineo para desplazarse. El movimiento, ya sea físico o químico siempre está presente en la obra de Beuys, como idea primordial de la transformación.

 

Acciones y performances

 

En la segunda sección de esta sala se encuentran las evidencias y registros más claros de su activismo político.  Los registros tanto fotográficos como fílmicos de sus acciones públicas dan cuenta de su interés por la "acción directa", expresando su firme creencia en el poder de la acción para transformar la sociedad. Por medio de estas acciones, incorporó mensajes políticos y sociales en su obra, con proclamas como "Las revolución somos nosotros". El registro de estas experiencias se presenta en una serie de fotografías que relatan los sucesos, muchas de las cuales además cuentan con su firma.

 

Por su parte, en formato de video también están registradas las acciones "Transiberiano" y  "Eurasia" en donde el artista expresa sus preocupaciones político-geográficas y cuestiones de conflictos oriente-occidente.

 

La tercera sección de esta sala está centrada en la denominada "Acción en la calle", realizada en la ciudad de Düsseldorf. Ésta representa explícitamente su propuesta de sobrepasar las barreras de los museos y galerías para acercar el arte a la gente. Para su realización, el artista planificó cada detalle y lo que aquí se exhibe es un conjunto de objetos integrado por panfletos, grabaciones en video y cassette, y piedras acomodadas en el espacio. La amplia cantidad de objetos que componen este múltiple garantizan la reproducción de la performance, fiel a los planes iniciales del artista.

 

 

Sala 3

 

La educación como arte

 

Esta sala está dedicada a la figura de Beuys como maestro, una parte fundamental de su vida, en la que se vinculó directamente con la Universidad. Como producto de sus conferencias y clases Beuys conservó sus legendarias pizarras, donde inmortalizó muchas de sus frases y dibujos. Éstas fueron realizadas durante su período como profesor de escultura en la Academia de Bellas Artes de Düsseldorf y luego cuando fundó la "Universidad Internacional Libre", un espacio educativo integrador, sin restricciones. Estas pizarras, junto con más documentos, representan su legado dentro de la "enseñanza del arte".

 

I Like America and America likes me/Coyote

 

Dedicada al vínculo de Beuys con Estados Unidos, esta sala presenta específicamente su primer contacto con suelo americano cuando realiza, en la galería de René Block, su famosa acción en la que convive con un coyote salvaje durante 7 días. La proyección del video de esta acción da cuenta de la complejidad de esta experiencia y lo muestra a Beuys en su rol de mediador entre el animal salvaje y el ser humano.

 

Además, están presentes sus acciones en torno a la figura de John Dilinger, aclamado falsificador de cheques, de quién Beuys conserva objetos relacionados con su historia. Por último, en su faceta de activismo político y rockero, puede verse el video "Sun not Reagan" donde, junto a una banda de rock, tergiversan la letra de una canción para convertirla en una bandera de protesta contra el presidente Ronald Reagan.

 

 

 

 

Sala 4

 

"Difesa della Natura"

 

La cuarta sala de esta exhibición se centra en las evidencias de su acción en favor de la defensa de la naturaleza. Para este proyecto, desarrollado en su mayoría en Italia, Beuys convocó a sus estudiantes con quienes llevó a cabo acciones simbólicas, como la llamada "Salven los bosques"; de la que se presentan los registros fotográficos y objetos como herramientas y residuos de la acción, exhibidos en vitrinas. La presencia de estas vitrinas evidencia su tradición de conservar y exhibir los objetos producto de sus performances.

Además, se presenta también una botella con agua coloreada del río Rhin, producto de una acción realizada en conjunto con Nicolás García Uriburu; además de registros fotográficos de esa y otras acciones monumentales en favor de la protección del medio ambiente.

 

La generación de energía

 

En este sector se exhiben aquellas esculturas y objetos que incorporan materiales generadores y/o conductores de energía y calor. Esa energía, presente en todo ser vivo y en algunas materias como la grasa y la cera, se ve también representada en sus obras como muestra del flujo de esa energía existente en el mundo.

 

Espiritualidad y Chamanismo

 

En este último espacio se presentan sus acciones más espirituales y de actitud chamánica, donde refleja su interés por las religiones y la mitología, para las que incorpora simbologías y rituales en sus acciones.

 

Tal es el caso de los videos "Iphigenia" y "Celtic" donde se lo puede ver en un comportamiento profético, reforzando su condición de medium entre las especies. Ya sea porque se viste y actúa como un chamán ruso, o si se inclina para lavar los pies de siete personas, está integrando cuestiones religiosas y místicas en sus performances, donde siempre es él quién protagoniza su propia prédica.

 

 
 

Joseph Beuys: Obras 1955-1985 profundiza en los núcleos de su reflexión artística y, dado el carácter multidisciplinario de su obra, se exhiben dibujos, objetos, esculturas, instalaciones, videos y performances. El panorama comienza en 1955 cuando se relaciona con el grupo Fluxus y produce piezas en colaboración, en las que se destacan las de construcción musical. A lo largo de toda su carrera, Beuys reflexiona y cuestiona diversas problemáticas. Su pregunta sobre si es posible la educación del arte, está documentada en su legendaria acción, en la que le explica a una liebre muerta el arte contemporáneo.

 

Su preocupación por el elitismo en el arte, la idea conservadora de la institución, lo lleva a fundar en 1974, la «Universidad Libre Internacional» la cual se afirma en el compromiso del cuerpo social en el arte, la creatividad como ciencia de la libertad y el sentido revolucionario del arte como mecanismo transformador de la sociedad. Estas propuestas lo llevan a enunciar "Todo hombre es un artista", a la vez que propone convocar a la propia intuición para "así entendernos a nosotros mismos como centro de escolarización e información(...)".

 

Otra de sus grandes preocupaciones es la defensa del medio ambiente y, por eso, en 1970 participa como co-fundador del Partido Verde Alemán, donde milita varios años. Son estos intereses los que lo vinculan al artista argentino Nicolás García Uriburu con quién, en 1981, realiza una acción en conjunto en la que colorean las aguas del río Rhin en Düsseldorf, Alemania. De esta experiencia se conservan una serie botellas que contienen el agua contaminada del río, presentes en la exhibición. Al año siguiente, para la Documenta Kassel VII, ambos artistas realizan una segunda acción en conjunto que consistió en plantar 7 mil robles junto a bloques de concreto, tarea que se completa en el transcurso de 5 años.

 

Beuys junto con intelectuales, en la Alemania de posguerra, investiga y reflexiona sobre filosofía, alquimia, chamanismo y antroposofía acercándose a los grandes pensadores de la época: Rudolf Steiner, Martin Heidegger y artistas como Marcel Duchamp. Estos pensamientos están presentes en muchas de sus obras y escritos.

 

Con Joseph Beuys: Obras 1955-10985, Proa vuelve a ofrecer la oportunidad de conocer la obra de uno de los artistas emblemáticos del siglo XX. La célebre pregunta de Duchamp por si un objeto, que tuviera su firma y se expusiera en un museo, podía considerarse una obra de arte, funciona como punto de partida para acceder a la obra Beuys.

 

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus