buscar

Av. San Juan 328 [mapa]
Mié a Lun de 11 a 19 hs.

Intercambio global. Abstracción geométrica desde 1950.

Intercambio global. Abstracción geométrica desde 1950.

Muestra colectiva

Del 01 de Septiembre al 30 de Octubre de 2012 - Inaugura: 13hs  - Entrada: $ 15.- 1º al 8 sept gratis

imagenes
 
anterior siguiente
 
 

El museo cuenta con 1500 m2 repartidos en cuatro salas acondicionadas según los estándares de exhibición. Con sus exposiciones y el acervo, el MACBA quiere brindar acceso a las diversas tendencias del arte contemporáneo.

María José Herrera, directora artística.
Texto del catálogo.


Prefacio

Con la exposición Intercambio global se inaugura lo que creemos será un hito en la historia de la ciudad: un nuevo museo de arte contemporáneo, especialización de la que hasta este momento carecíamos. Se suma así al prestigioso panorama cultural porteño para dar cabida al arte actual nacional e internacional.
 

L a historia del Museo de Arte Contemporáneo Buenos Aires (MACBA) comenzó con la formación de la colección de Aldo Rubino. Su experiencia en las finanzas, el gusto personal y los viajes de negocios lo acercaron al arte. Desde fines de los 80 emprendió la tarea de conocer, apreciar y adquirir obras de arte que ahora se ofrecen a la consideración pública desde una nueva institución cultural.
 

Aun sin contar con sede propia, el MACBA dio comienzo a las actividades en 2010, con la exhibición de parte de su colección en la muestra Relaciones atemporales, en el marco de la Bienal Borges- Kafka, realizada en el Centro Cultural Recoleta. Otras muestras siguieron a esta primera, generando una incipiente tradición de exposiciones itinerantes por distintas ciudades provinciales para difundir la colección. Art First tuvo lugar en la Fundación Atchugarry de Punta del Este, y 4 museos + 40 obras se realizó en Santiago del Estero, Córdoba, Neuquén y La Plata, en el marco de las instituciones museísticas más importantes de las capitales provinciales: el Centro del Bicentenario, el Museo Caraffa, el Museo Nacional de Bellas Artes y el Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano (MACLA), respectivamente. Con Color on Color se concretaron dos metas fundamentales: profundizar el conocimiento internacional de esta colección argentina y unir arte y academia. En este sentido, esta exhibición, llevada a cabo en el Patricia & Phillip Frost Art Museum, perteneciente a la Florida International University (FIU), selló una colaboración institucional de largo plazo. Todo esto ocurrió entre 2010 y 2011. En el presente año, la muestra de arte argentino contemporáneo Geométricos hoy. Caminos en expansión abrió las puertas a una itinerancia que exhibe un panorama de jóvenes artistas y su trabajo en las dos últimas décadas.
 

A partir de ahora el MACBA, en su moderno edificio de San Telmo, barrio del casco histórico, se constituye como un nuevo eslabón del Distrito de las Artes recientemente declarado por el Gobierno de la Ciudad. Pasa a ser parte de la oferta cultural junto a su vecino, el prestigioso Museo de Arte Moderno (MAMbA), la popular feria de antigüedades y las iglesias y casonas que se preservan de la Buenos Aires de fines del siglo XVIII.
 

El MACBA, como todo museo actual, espera poder estimular el desarrollo de la creatividad en los artistas y los habitantes y visitantes de esta gran urbe, a la vez que profundizar el conocimiento del arte argentino en el exterior. Se propone como un foro de reflexión y acceso a las diversas tendencias del arte contemporáneo y, en particular, a la abstracción geométrica. La importancia del movimiento moderno encarnado en la abstracción geométrica en la Argentina justifica la existencia de una colección que se propone historiarla, realzarla y contextualizarla. En este sentido, el acervo del MACBA da cuenta de la apreciación que históricamente el coleccionismo argentino tuvo y tiene por el arte internacional.
La exhibición pública de esta colección realza el carácter cosmopolita que Buenos Aires desplegó desde sus raíces coloniales.
 

El museo inicia su calendario de exposiciones con Intercambio global, curada por Joe Houston. Para este prestigioso especialista estadounidense la abstracción geométrica encarna los ideales del movimiento moderno que, hacia mediados del siglo XX, exhibió interacciones mutuas entre lo local y lo internacional. Un arte que, a su juicio, ´reafirma las nociones comunes de innovación, progreso y optimismo que continúan motivando a la nueva abstracción actual´.

El MACBA quiere agradecer a todos aquellos que colaboraron en este proyecto. En primer lugar, a los ministros de Cultura y de Desarrollo Urbano de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Hernán Lombardi y Daniel Chain, respectivamente, siempre interesados en expandir la oferta cultural de la ciudad. Como parte del apoyo, este libro que documenta la muestra inaugural fue seleccionado para ser financiado parcialmente con fondos del Programa de Mecenazgo.
 

A sus autores, Joe Houston (curador y editor), Robert Morgan, Frances Colpitt, Carter Ratcliff y Constanza Cerullo, nuestro reconocimiento por su interés en estudiar y documentar la colección del MACBA.
Merecen especial mención los museos e instituciones que cedieron sus espacios para recibir la colección.
Mucha gente participó de los preparativos de apertura del museo y su gestión. Queremos destacar, en primer lugar, el trabajo dedicado de la curadora en jefe, Constanza Cerullo, y de su equipo, formado por Renata Cervetto, Sofía Gismondi y Cecilia Jorge.

 

María José Herrera, directora artística

TEXTO CURATORIAL

 

La curaduría de la muestra estará a cargo de Joe Houston, actual curador en jefe de la Hallmark Collection y autor del emblemático catálogo "Optic Nerve: Perceptual Art of the 1960s".

 

En un recorrido que retoma los preceptos de la histórica muestra "A Responsive Eye",  Houston pone de manifiesto sus teorías sobre el arte óptico observando y analizando una selección de obras de la colección permanente del Museo, de artistas nacionales e internacionales.


Para este prestigioso especialista estadounidense, la abstracción geométrica encarna los ideales del movimiento moderno que, hacia mediados del siglo XX, exhibió interacciones mutuas entre lo local y lo internacional. Un arte que, a su juicio, “reafirma las nociones comunes de innovación, progreso y optimismo que continúan motivando a la nueva abstracción actual”.


La exposición propone una lectura a través de cuatro ejes conceptuales: Orden e inestabilidad, Efectos de color, Formas en expansión y Nuevos trayectos.

 

Estas temáticas fueron abordadas en el libro que acompaña la muestra por el curador invitado, Joe Houston y destacados especialistas (María Constanza Cerullo, Frances Colpitt, Robert C. Morgan y Carter Ratcliff).

 

Como parte de las actividades de apertura del MACBA y su exposición inaugural, el 3 de septiembre tendrá lugar el simposio internacional “Diálogos del Intercambio Global”.

El encuentro invita a reflexionar acerca de los distintos rumbos históricos y actuales de la abstracción geométrica.

 
 

Aldo Rubino, fundador del MACBA, en conversación con Joe Houston.

PRÓLOGO
(Catálogo)

 

   -          El núcleo del MACBA es la Colección Aldo Rubino, la cual narra una historia muy particular de la abstracción geométrica que abarca una notable variedad de movimientos internacionales. Tengo curiosidad por saber qué lo llevó a empezar a coleccionar arte, en primer lugar, y si hubo alguna adquisición inicial que haya tenido especial importancia para que emprendiera el camino de convertirse en un ferviente coleccionista.

 

Empecé a coleccionar hace muchos años, más de veinte. Comenzó como una reconfortante curiosidad y por mi sensibilidad hacia la belleza. Pero con el tiempo, a medida que adquiría más conocimientos, gracias a los años de observar, leer y reunirme con artistas y amantes del arte, mi decisión de coleccionar se transformó en algo cada vez más serio. Aun cuando al principio no coleccionaba abstracción geométrica, siempre he estado interesado en la obra de Víctor Vasarely. De modo que es correcto decir que desde el día en que compré la pieza de Vasarely que figura en la colección, la abstracción geométrica se convirtió en mi área de interés casi exclusivo. Digo “casi” porque siempre hay algo que puede no estar estrictamente relacionado con ella, pero aun así es un aporte muy interesante, y siempre estoy abierto a nuevas lecturas y aproximaciones.

 

-          Hay muchos tipos diferentes de arte que podría haber coleccionado. ¿Qué lo atrajo hacia la abstracción geométrica en particular? ¿Tiene algún significado especial para usted?

 

Sí, creo que cuando uno llega a conocer las cosas a un nivel más profundo se vuelven fascinantes. El arte es uno de los aspectos esenciales de la humanidad, si no el esencial. Si bien aún existe desacuerdo entre los especialistas acerca de la interpretación de las pinturas de las cavernas, se puede decir que en esa época el arte era un intento de comprender el mundo circundante y actuar sobre él, y creo que todavía hoy lo sigue siendo. El arte nos hace humanos, y también mejores personas.

Mi interés particular en la abstracción geométrica viene, según creo, de la ausencia de representación  figurativa. Realmente percibo que es –y así me relaciono con ella– una interpretación artística democrática, donde la sensación de color y de forma tiene supremacía sobre cualquier otro factor. Me parece que la línea y el color, y las percepciones visuales y sensoriales que ellos pueden provocar combinados o por separado, permiten interpretaciones ilimitadas. Estas son directamente proporcionales al efecto liberador que ejercen en la mente humana, que puede entonces experimentar la belleza de esas infinitas formas sin las trabas que a menudo atan nuestro pensamiento y lo restringen a nosotros mismos.

 

-          Sin duda usted ha conocido personalmente a muchos de los artistas de su colección y cuenta entre sus amigos a algunos de los maestros de la abstracción de la posguerra. ¿Hay alguno en particular que haya contribuido a formar su punto de vista estético o influido en su trayectoria como coleccionista?

 

Sí, llegar a conocer a los artistas y compartir sus conocimientos y su experiencia es indudablemente una de las vivencias más gratificantes que uno puede tener. Como usted dice, he tenido la gran fortuna de conocer a muchos de ellos. Uno en especial, Carlos Cruz-Diez, es un gran artista, una gran persona y un gran amigo. Compartimos muchísimas ideas similares, y pienso que es uno de los artistas que tienen más éxito en promover este ideal democrático mediante su investigación sobre el color. La experiencia final de la obra por parte del espectador –que resulta extraordinaria gracias a los efectos del color– siempre ocupa el primer lugar en su pensamiento.

 

-          ¿Cuáles son hoy sus criterios para adquirir una obra de arte?

 

Creo que es el clásico. Estoy permanentemente buscando e investigando, por supuesto que siempre hay obras de artistas consagrados para adquirir, pero además tengo interés en lo nuevo y en revisitar la obra de artistas que tienen una gran importancia histórica.


-  América Latina, y en particular la Argentina, tienen una historia ilustre como centro de movimientos artísticos de vanguardia, un hecho que esta exposición ilustra ampliamente.  ¿Por qué está decidido a crear una colección de abstracción geométrica internacional más que regional?

 

Estoy firmemente convencido de que la abstracción geométrica, más que cualquier otro movimiento artístico, permite lecturas que trascienden los límites geográficos. Todas las piezas de la colección pueden relacionarse con la evolución histórica de la forma geométrica, y hay muchos puntos de convergencia en el aspecto formal.
Al reunirlas es posible aprender acerca de los diversos contextos que dieron lugar al uso del lenguaje de la geometría como medio de expresión.

 

-          ¿En qué momento decidió que su colección tenía que ser vista públicamente? ¿Y por qué eligió Buenos Aires como sede de un nuevo museo para albergarla en forma permanente?

 

Siempre tuve en mente hacer pública la colección como parte de un compromiso consciente de compartirla con la gente que aprecia el arte, pero lo más importante para mí es poner el arte al alcance de aquellos que no tienen fácil acceso a él. Pero hacer esto se convirtió en una necesidad personal apenas un par de años atrás.
Elegí Buenos Aires porque es la ciudad donde nací y me eduqué, y que me dio la oportunidad de crecer. La Argentina es mi identidad cultural, y donde está mi corazón. El museo es una forma de retribución a mis compatriotas, a quienes a menudo les resulta muy lejos y muy caro visitar Europa o los Estados Unidos para ver grandes exposiciones en museos. Buenos Aires es donde siempre creí que debía estar la colección, para compartir con la ciudad y con quienes la visitan lo que he logrado en la vida como resultado de haber nacido en la Argentina.

 

-          ¿Qué espera, por sobre todo, que este arte pueda hacer por la gente que lo ve?

 

Me encantaría que la gente se conmueva con las obras, que experimente las mismas emociones que yo siento cuando interactúo con ellas, y también que pueda trasladar estas experiencias a otros aspectos de su vida. No tengo ninguna duda de que el arte nos ayuda a comprender el mundo y mejora nuestra vida.

 

ARTISTAS PARTICIPANTES

 

Luis Tomasello Le Parc, Francisco Sobrino, Ary Brizzy, Raúl Lozza, Martha Botto, Iommi, Kosice, Juan Melé, Alejandro Puente, Arden Quin, Aizenberg, Guillermo Kuitca, Siquier, Inés Sigety, Marta Minujín entre muchos de los artistas argentinos inscriptos en esa tendencia y entre los artistas internacionales  obras de Víctor Vasarely, Carlos Cruz Diez. Lothar Charoux, João José Costa da Silva, Lorser Feitelson, Frederick Hammersley y Karl Benjamin, Heinz Mack, y Richard Anuszkiewicz, Kenneth Noland, Sarah Morris, Leon Polk Smith y también las obras del grupo alemán Zero.

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus