buscar

Chacabuco 357 - Tandil [mapa]
Tel (0249) 4432067
Mar a Vie de 8.30 a 12.30 y Mar a Dom de 16 a 20hs

www.mumbat.com direccionmuseo@tandil.gov.ar

Héroes de la dependencia

Hermenegildo Sábat

Del 29 de Septiembre al 15 de Octubre de 2012 - Inaugura: 20.30hs  - Entrada: libre y gratuita

 
 
 

Hermenegildo Sábat nació en Montevideo en el año 1933 y es una de las personalidades más llamativas del cono sur.

Residente en la ciudad de Buenos Aires desde 1966 y ciudadano argentino desde 1980, hace más de 30 años que sus comentarios periodísticos en forma de caricatura se publican en el principal matutino porteño Clarín, convirtiéndose, sobre todo en períodos en que la libertad de expresión se vio seriamente limitada, en una de las voces más prestigiosas.

 

Las caricaturas de Sábat acentúan algunos rasgos de sus personajes, deforman, pero lo necesario para traducir una intención sin violentarlos, manteniendo siempre el contorno de la forma de los rostros. Al analizar las obras de Sábat (dibujos, caricaturas, pinturas), notamos que la abrumadora mayoría tiene como eje el retrato: el rostro y el cuerpo humano.

 

Además de seguir dibujando, lenguaje que no abandonará nunca, en la década de los sesenta Sábat comenzó a pintar. Sus pinturas de entonces estuvieron dedicadas a personajes notables y notorios, de las artes visuales, de la literatura, de la música, de la política.

 

El tema del parecido, la cualidad metafísica del parecido, constituye la motivación central de la experiencia de Sábat como pintor. El caricaturista manipula un vasto repertorio de tales esquemas, vueltos conocimiento que aplica y corrige. Los retratos de este Olimpo personal de Sábat alcanzan un grado de humanización trémula.

En estas pinturas, Sábat acude a la materia (casi informal) y, también, al dibujo neto de la silueta, del contorno de las formas que pueblan estos paisajes, y de allí emerge una tensión de opuestos que dota a las obras de gran fuerza expresiva.

 

Un relato de Elba Pérez sobre su pintura, nos aporta: “…Los personajes creados por Hermenegildo Sábat, parecen salidos de un sueño o de una pesadilla. Estos personajes fueron captados y metabolizados por la pintura, desde ese mirar hacia adentro, autorreferente, donde se condena o legitima toda mirada. Sábat encara sus obsesiones y pretende resolverlas con la pintura.

 

Por su parte, Marta Traba advirtió que Sábat pinta con saña, con amor, con ironía y con ternura. Con el trastorno de la lógica Sábat da acceso a otras revelaciones más profundas. Estas surgen del comercio entre el color y la forma que dan verosimilitud a las propuestas mas peregrinas. En esas ocasiones el pigmento se agruma, toma densidades secretorias impone un ritmo violento a la pincelada….Porque se recuerda con ira y se pinta para no olvidar. Sábat huye de la rutina tanto como de la desgracia de plagiarse a sí mismo. Cada imagen debe, él lo sabe, encontrar su acento propio. El óleo es, lo ha dicho Sábat un noble instrumento al que ha de ganarle el sonido. El oficio de pintor purga a Sábat del comercio excesivo  y obligado con la realidad

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus