buscar

Calle 50 entre 6 y 7 - La Plata [mapa]
Tel (54) (0221) 427-1843
Mar a Vie de 10 a 20 hs. Sáb y Dom de 14 a 20 hs.

www.macla.laplata.gov.ar maclamlp@infovia.com.ar

Geometrizar la luz

Geometrizar la luz

María Suardi

Del 17 de Julio al 20 de Agosto de 2015 - Inaugura: 19hs  - Entrada: libre y gratuita

Descargar

DESCARGAR CATALOGO

 
anterior siguiente
 
anterior siguiente
 
 

Todo objeto, toda forma, todo espacio, funciona en virtud de la luz. La luz que distribuye y oculta; que compone y ensambla; la luz que da energía y proyecta. María Suardi trabaja, desde hace años, en  complicidad  con  la  luz.  Con  la  geometría como  argumento,  con  la básica estructura  del cuadrado que asocia y disocia desarrollos, con la apertura a otras experiencias del plano, su obra está signada fundamentalmente por la luz.
 
Toda una vida consagrada a la gráfica, con notables matices fácticos y matéricos, le han permitido pasar de la investigación a la experiencia, de la búsqueda y el juego de replanteos, a la afirmación definidora. Su obra es el resultado de una inteligente  batalla entre recursos y usos, entre ideas y concreciones. Siempre en la abstracción que no desoye la construcción formalista, el despliegue y los enlaces de una geometría sensible.
 
La pintura entra a su credo artístico como una consecuencia lógica. Esa luz que alimenta el color, que le da resonancia pigmentaria, cumple desde  ahí -siempre  las mismas  planimetrías y similares interrelaciones de cuerpo/espacio-   las leyes del diseño ordenador. Suardi hace dialogar las formas a través del espacio; formula relacio- nes y acuerdos morfológicos;  alcanza   contra- puntos notables. Y su obra (dentro de una coherencia admirable) adquiere una unidad lógica que está  no  sólo  en  el  presupuesto  plástico  que utiliza, cuanto en el nodo estético desde el cual se identifica.
 
En  un  permanente  desafío  a  nuevos  tiempos conceptuales, asume en el último lustro el replan- teo objetual  de esas formas todavía sujetas al muro. Aparecen así sus relieves, sus desarrollos de polípticos y estructuras, ganando una gozosa libertad.  La construccíón  de  una metáfora  del espacio conquistado. Y el despliegue cromático armonizando ritmos.
 
Desde ahí al otro  objeto  cifrado  siempre en el diseño constructivo-ortogonalista, sólo un paso. Sus esculturas (basamentadas más en el predi- cado de la adición de cubos) revalorizan el senti- do de Suardi por mantenerse fiel a sus originales principios  abstraccionistas  Y ello, en la diversi- dad de desarrollos, da la unidad de concepto que han eslabonado a lo largo de casi cinco décadas sus rigurosos postulados de visión.
 
Es importante que esta muestra de obras de los últimos cinco años de María Suardi se exhiba en el MACLA: templo del arte concreto. Ante todo, lo es porque el selectivo conjunto de grabados, relieves sobre soportes, pinturas y objetos escul- tóricos ofrecen el decurso de una mirada abarcativa, profundamente  sustancial en sus secuencias. Desarrollo y orden, proyección y límite, composición y materia, espacio y plano, dialogan sin interrupción en el lance perceptual que exigen sus  trabajos. 
 
Formas interpenetradas  entre  sí, para ser abarcadas por el ojo entrenado de Greenberg. Formas que -cuadrados,  triángulos, tetraedros- establecen sus propios acuerdos de perfección estable, para ser rearticulados. Planos y relieves que dan sustento a los verdes tamizados y a los rojos en saturación; que profundizan los negros de la estampa y sin embargo aceptan la irrupción triunfante de los blancos; que armonizan los ocres netos con las texturas, dentro de tensiones y vuelos y cadenas. Siempre dentro de la geometría rectora.
 
También es importante esta muestra hoy, porque entra en el centenario del amanecer de la conciencia  abstraccionista  en el  mundo.  Esos primeros capítulos inscriptos no con vacilación, sí con  trémulo  deslumbre  .Las Improvisaciones  y las Memorias de Kandinsky, El Cuadrado negro sobre fondo blanco de Malevich.
 
Los sueños iniciáticos de Mondrian, de Van Doesburg y Vantongerloo. Las Ventanas simultáneas de Delaunay. El sincronismo de Russel y Mac Donald Wright, en la otra orilla. Los elementos geométri- cos de Léger, en fin. La plástica pura abriendo otros caminos. El ritmo individual en un naciente proceso colectivo.
 
No se debe excluir la importancia que esta muestra acceda al Museo después de la partida del inolvidable César López Osornio, propulsor y generador del mismo, a cuya memoria y recono- cimiento está consagrada.
 
J. M. Taverna Irigoyen
Miembro de Número de la Academia Nacional de
Bellas Artes
Miembro de la AACA / AICA Curador

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus