Presentación de La Golondrina Teatro con “El Testigo” de Nicolás Porras

ARSO dice

En una valiente iniciativa para los tiempos que corren, una bella pareja elige apostar y emplazar un espacio dedicado a la cultura en el barrio de Once, en una edificación que otrora fuera depósito de mercadería. Sin duda es motivo suficiente para aplaudir y celebrar doblemente la inauguración de “La Golondrina” a la que ARSOmnibus fue invitado.

Ahora bien, la siguiente elección no resulta tan acertada. La obra de teatro unipersonal “El Testigo”, que tiene a los dueños del teatro como escritor, actor y directora (María Noble y Nicolás Juan Porras), carece de fuerza para un evento que es puntapié inicial de lo que se espera sea una sucesión de éxitos.

Leyendo la sinopsis de la historia, se puede inferir que la  intención fue ambiciosa en teoría, pero la propuesta se queda a mitad de camino en la práctica.

Argumento sin especial atractivo, personajes escasamente delineados, difusos.

El relato de un testigo medio poeta, medio soñador hilvanando largos parlamentos con una actuación casi monocorde.

En definitiva, no llega a tocar fibras dramáticas ni humorísticas en profundidad, aunque tímidamente asoma un esbozo de ambas.

La Golondrina está a tiempo de hacer un golpe de timón y volar alto, se lo merecen!El Testigo 22 D.Darrás

Funciones: viernes 20.30hs
Teatro La Golondrina: Sarmiento 2615, CABA
Localidades: $300 – 2 x $500 / Estudiantes y Jubilados $200
Duración: 75 minutos
RESERVAS
Teléfono/ WhatsApp: 11 4936 1234
Correo: teatrolagolondrina@gmail.com
Facebook: www.facebook.com/teatrolagolondrina
 Web: www.teatrolagolondrina.com

 

Sobre El Testigo

“En una tarde de lluvia, en algún café de la ciudad, un extraño se acerca y pide sentarse; el hombre que ocupa la mesa, al notar que el lugar se halla atestado, accede al pedido.

A causa de este hecho, aparentemente fortuito, y en el transcurrir de la noche, se irá convirtiendo en testigo de una historia; la que en principio parece ser la historia de cualquier hombre, en el correr de las horas parecería asemejarse a la historia de su pueblo, incluso quizás, al final de la velada, podría convertirse en su propia historia.

La pieza tiene la particularidad de que la historia referida se va dilucidando, no tanto desde la experiencia directa del personaje central, sino a partir de un relator, y de los testimonios o vivencias de aquellos otros personajes que atraviesan su camino; un curioso vendedor de zapatos, un apasionado financista, una dedicada estudiante de medicina, un político idealista y un peluquero con inclinaciones artísticas son algunos de los seres que pueblan el relato.

La historia del protagonista es a su vez una historia de amor, que nos muestra las distintas vicisitudes que van gestando y modificando la relación con su amada.

La obra habla, entre otras cosas, del amor y del dolor; de un vínculo sutil e indisoluble entre ambos; de cómo la apertura al amor implica la posibilidad del dolor, y quizás el soportar el dolor también contribuya, en última instancia, a que surja e incluso perdure el amor.

Esta obra, construida a partir de un relato, abre la posibilidad de interrogarnos también por el lugar que tiene el recuerdo en nuestras vidas, de lo que implica la memoria para nuestra existencia, y de cómo y en qué medida ésta podría constituirnos como individuos y como sociedad.

Los aspectos antes mencionados, sumados a las diversas situaciones, que oscilan entre lo cómico y lo dramático, lo prosaico y lo poético, y al hecho de que la pieza trabaja en el ámbito de la memoria e incluso de lo onírico, son los que hemos considerado a la hora de abordar el diseño de la escenografía, del vestuario y la iluminación.

La escenografía, dispuesta en semicírculo, permite ir construyendo los espacios en los que transcurren las distintas etapas de la historia; ya partir de cambios elementales de vestuario, de la música y/o de juegos de luces se va generando el marco que envuelve a las diversas situaciones que atraviesan los protagonistas, sin necesidad de modificar los elementos escenográficos ni de que el actor abandone en ningún momento la escena; la propuesta intenta jugar así con la ilusión que genera la teatralidad, próxima a los pasajes temporales y situacionales de los sueños y los recuerdos.

Hay también una preminencia de colores cálidos en la escenografía que acompaña, de alguna manera, la textura del relato y de la mayoría de las escenas; en la medida en que avanza la pieza, y crece la tensión dramática de la trama fundamental, por momentos se contrapone una música y/o una iluminación que tenderán a forjar un temple algo más oscuro; para luego ir recuperando paulatinamente una atmósfera similar a la del período inicial de la obra, pero cargada de un mayor significado e intensidad emocional debido al modo en que acontece el desenlace.

Los objetos del espacio escénico y la utilería han sido elegidos teniendo en cuenta el profundo vínculo de los personajes con los mismos; si bien esto no es necesariamente aludido de manera explícita en ningún momento de la obra por el relator o los personajes, dichos objetos hacen definitivamente a la construcción del simbolismo espacio-temporal, y a la vez, del temple emocional en el que se desenvuelve la historia.

Se ha trabajado también en la significación del lenguaje de la pieza; pusimos especial énfasis en los modos del decir en el relato, ya que es la adecuada resonancia de la palabra y su cadencia la que determina la hondura del mismo y abre la posibilidad de adentrarnos en el ámbito y la dimensión de la historia.

Todos estos elementos y aspectos mencionados, sumados a la música, se entrelazan por momentos de manera armónica y por otros con ciertas disonancias, intentando conformar las distintas etapas que van forjando la historia para tratar de hallar, en última instancia, su verdadero sentido y profundidad”.

María Noble – Nicolás Juan PorrasEl Testigo 14 P.Garber

Ficha artístico técnica
Dramaturgia y Actuación: Nicolás Juan Porras
Dirección: María Noble / Nicolás Juan Porras
Diseño Artístico y Producción: Locos Del Once / Fotografía: María Noble / Pablo Garber / Daniel Darrás / Asistencia de Dirección: Julieta Acevedo y Paula Intile
Diseño Gráfico: Belén García Durigon / Prensa: Simkin& Franco

 

Sobre el equipo
Nicolás Juan Porras.
Actor – Dramaturgo – Director

Se ha formado en los talleres y seminarios de actuación de Roxana Berco, Patricia Gilmour, Gabriela Izcovich, Helena Tritek, Patricia Palmer, Fabián Bril, Carlos Ianni, Agustín Alezzo y Lizardo Laphitz.

A su vez ha abordado la escritura de obras teatrales y de poesía, procurando poner en juego distintos aspectos del lenguaje, utilizando recursos técnicos y artísticos que buscan explorar y desarrollar las posibilidades de la teatralidad.

En los últimos años ha participado en trabajos experimentales y puestas en escena que abarcan autores nacionales y extranjeros, desde estudios individuales a proyectos colectivos, desde textos propios a autores como Shakespeare, Strindberg y Chejov, en salas y espacios del circuito

independiente local, entre las que se encuentran el Centro Cultural Rojas, el Abasto Social Club, El Tadrón, La Carbonera, el Taller del Ángel y el Excéntrico de la 18. Participó en proyectos como Retazos del Pasado, Encuentros, Imaginario, El Sendero, La Comadreja, El Pianista y El Testigo, entre otros.

Es a su vez fundador del grupo creativo Locos Del Once, y del nuevo Teatro La Golondrina.El Testigo 7 P.Garber

María Noble
Directora Artística
Médica de formación profesional y autodidacta en su trayectoria artística, ha participado en distintos cursos, talleres y seminarios vinculados a la literatura, el cine, la música y las artes plásticas desde hace más de veinte años.

En los últimos cinco años ha trabajado en el asesoramiento estético y en el montaje de La Comadreja, obra estrenada en el Taller del Ángel a mediados del 2015; como directora artística en el proyecto experimental El Pianista, que se llevó a cabo durante el año 2017; y ha contribuido desde principios de 2017 en la dirección y demás aspectos artísticos para la puesta en escena de El Testigo, obra que se estrenó en Octubre del 2018.

Es también co-fundadora del grupo creativo Locos Del Once, y coordinadora de las actividades y seminarios del Teatro La Golondrina.

Julieta Acevedo y Paula Intile
Asistentes de Dirección
Estudiantes ambas, Julieta en la carrera de Licenciatura en Artes y Paula en la de Músicoterapia, además de graduada del conservatorio de música, contribuyen en la operación de luces y sonido, y distintas tareas artísticas del espacio, complementando así su formación académica con la experiencia teatral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>