Guido Minerbi

Acerca de Guido Minerbi

Nació en Buenos Aires. Estudió en la Universidad de Washington de Seattle, EE.UU. (B.A. en Periodismo y M.A. en Comunicaciones).Vivió en EE.UU. e Italia. Es artista plástico y expuso en Argentina, Bélgica e Italia. Fue coordinador de Fundación Gillette, miembro del Consejo Directivo de la Fundación Cinemateca Argentina, secretario general del XI Congreso de la Federación Mundial de Asociaciones de Amigos de los Museos y Chairman de la IPRN (International Public Relations Network). Es Director General de la consultora Minerbi/Silveira Comunicación Corporativa.

Todo México en Buenos Aires

Habitualmente, ir a México para gozar de las distintas facetas de su riquísima cultura, supone disponer de tiempo, organizar un viaje, subirse a un avión, volar poco menos de diez horas y aterrizar en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez.

Luego, de allí, según el horario de llegada, habrá que enfrentar un tránsito generalmente endiablado hasta llegar al centro de una ciudad que -con sus alrededores- podría albergar más o menos cómodamente toda la población de la Argentina. Se trata del Distrito Federal, o bien el “D.F.” como suelen llamarlo allí para ahorrar letras y tiempo. El D.F. es precisamente la ciudad donde sienta sus reales el famoso Ballet Folklórico de México, la creación de Amalia Hernández, gran bailarina y coreógrafa mexicana. Las primeras presentaciones del ballet se remontan a 1952 y, desde entonces, han ido cosechando, sin interrupción, un éxito sostenido y ascendente por ya más de sesenta largos años.

ballet mexico 1

Hasta hoy, el Ballet ha interpretado más de 120 distintas coreografías y se ha presentado a nivel nacional e internacional ante más de treinta millones (¡…!) de admirados espectadores. Este excepcional conjunto ha seguido creciendo aún después de la muerte de su creadora, el 4 de noviembre del año 2000, en el mismo D.F. donde había nacido en 1917. Ella misma organizó todo para que su creación siguiera en manos de sus familiares más próximos. Hoy el Ballet tiene a su nieto como Director General y a sus dos hijas como Directoras Artísticas.

ballet mexico 8

Fuimos un par de meses atrás al Teatro Coliseo con muy altas expectativas porque nos habían hablado con gran admiración del Ballet Folklórico en una reciente visita a México.  La realidad superó -y por mucho- nuestras fantasías. En una hora y media de coreografías emblemáticas -realizadas con cuidada perfección por casi cuarenta bailarines- pudimos recorrer todo México y todos “los Méxicos”, ya que el espectáculo combinó danzas del período prehispánico, con otras de la época colonial, otras de los tiempos de la Revolución y otras más recientes.

ballet mexico 4

El espectáculo se subdividió en diez partes, tras una muy sonora obertura. Abrió los números de baile la pieza anónima, “Los Concheros”, denominada así por los cascabeles de conchas marinas que éstos atan a sus pies para marcar el ritmo. Los ritmos se van sumando y acelerando, mientras las vestimentas y los plumajes multicolores dan a este primer cuadro un “sabor” absolutamente especial. Adentrados ya en el México  tradicional, se llega a uno de los Estados más ricos en folklore, artesanía y culturas autóctonas: Michoacán.  Músicas antiguas, que incluyen “sones” y “jarabes”, siempre acompañadas por el ritmo cautivamente de las “sonajas”, heredadas de los habitantes nativos. Tres piezas integran la Tarima de Tixtla: El Toro, El Arranca Zácate y La Iguana. Llega la hora de la Revolución, dedicada a las “soldaderas”, las mujeres que lucharon en la Revolución y que tuvieron en ella un papel protagónico. De esa época son las tradicionales “Juana Gallo”, capitana de gran fama, y “La Adelita”. Todo esto, popular y espontáneo, se contrapone a los bailes de la alta sociedad de aquel entonces: polkas de origen europeo. Luego llega el momento de la “Charreada”, una serie de bailes relacionados con los deportes que se practicaban en las haciendas mexicanas. Le sigue el cuadro más extenso y variado, de más de 17 minutos de duración. Se trata de “Fiesta en Tlacotalpan”, que remite a la Fiesta de la Virgen de la Candelaria, celebrada cada 2 de febrero. Intervienen enormes figuras legendarias y populares que se mezclan con los bailarines, conocidas como “las mojigangas”. ballet mexico 10La mezcla se hace total al intercalarse música del Caribe con los tambores “conga”, típicos del Carnaval.  Detrás de los bailarines aparece en escena un conjunto de músicos “jarochos” (o sea “veracruzanos”) que interpretan canciones tan conocidas como “La Bamba”, “La India María”, “La Llorona y “La Jarocha”.  Un breve intermedio precede la segunda parte del espectáculo, que reserva grandes sorpresas. Lo abre la “Danza de los Quetzales” aves míticas que simbolizaban elegancia y belleza. Se dice que 24 de sus llamativas plumas adornaban el gran tocado de Moctezuma. Los bailarines llevan coronas emplumadas de casi 2 metros de alto y se entrenan durante meses en la ciudad de Puebla, donde se ha originado esta danza. ballet mexico 11Le siguen músicas tradicionales urbanas tales como el “Danzón” y la “Jarana”. El danzón llega a México desde el Caribe y Yucatán y tiene fuertes raíces en las “habaneras”. A su vez la jarana, rica en zapateados que recuerdan nuestro malambo, integra danzas españolas con bailes típicos del Mayab, o sea, de lo que hoy es Yucatán, cuna de la rica cultura del pueblo maya. Se llega a la “Danza del Venado”, la única que se conserva inalterada, sin influencias europeas, propia de la tribu “Yaqui”, la sola que retiene en México su autonomía atávica. Esta danza constituye un rito propiciatorio para que la cacería sea rica y fructífera.

ballet mexico 5

Lamentablemente, el espectáculo está llegando a su fin, y vuelven a salir a escena los 15 integrantes de la orquesta de mariachis que ha acompañado brillantemente todos los bailes. Se trata del Mariachi Real de Jalisco, de Humberto Medina. La presencia de los mariachis, elaborada y lujosamente ataviados, con sus gigantescos sombreros, sus trompetas, arpa, requinto, violines, guitarras y el infaltable guitarrón, se suma al arte del cuerpo de baile para producir un cierre emblemático, la “Fiesta en Jalisco”.  Jalisco es el Estado mexicano más íntimamente ligado a la música más típica del país azteca. Es la tierra de los “charros”, las “chinas” y -por cierto- de los “mariachis”, cuya música es sinónimo de México en todo el mundo. El publico llega al grado más alto de empatía y admiración cuando los mariachis y el ballet concluyen el espectáculo con un viejo conocido, que no hay latinoamericano que no conozca y tararee. Ha llegado la hora de la despedida…la hora del “Jarabe Tapatío”.

ballet mexico 9

El público aplaude a rabiar y los mariachis regresan, con una verdadera sorpresa: México se despide de Argentina con una apoteótica interpretación de “La Cumparsita”.  Después de este derroche de arte, danza,  color, música y cultura, todos salimos del teatro sacando cuentas de cuánto podrá costarnos un próximo viaje a México. Es un viaje que todos queremos hacer, o volver a hacer…

Fotos: Gentileza del Ballet Folkórico de México de Amalia Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>