Garnica

Acerca de Garnica

Jorge Garnica, pintor nacido en Buenos Aires, expone desde 1983. garnica.jorge@gmail.com / http://www.arsomnibus.com.ar/web/artista/jorge-garnica

Aquí van tres nuevos textos cortos; deriva de FCBK…

 

Pequeño asesinato / Mambo

 

La luna con perversidad de sol. La tierra gira indiferente. Esta noche no he podido resolver ninguna pintura, ni dibujo. Creo que exagero; pero así vivo, extremando mis emociones. Soy un artista.

Decidí caminar por el jardín; voy a matar babosas. No estoy orgulloso de mi método de catarsis. Es mi manera, sólo eso (siento que alguien tiene que pagar esta noche de frustración).

No es grato ver como se retuercen esos bichos cuando vuelco sal sobre ellos, sin embargo me resulta excitante; erótico.

“Tengo los pies cansados. Ha pasado  bastante tiempo desde que te fuiste…   No es eso lo que me preocupa –el que no estés-; sino los destellos que produce la ausencia. Sus luces nuevas y la incomodidad de descifrarlas. Todo lo nuevo es paradoja: música con olor a humedad y a goznes deseantes; ejercicio sonoro que pone fin a los aldabones enmohecido por la calma anterior. Puertas que se abren para cerrarse parece ser la vida amorosa. Ahora, ayuno de esperanza, hinchado el corazón -desde hace mucho- recibo la sombra quieta de eso que presiento, y no conozco. Cada anochecer ocurre lo mismo, después el día con su camino”.

Ver morir lentamente a esos bichos con forma de clítoris es poner en acto mi pérdida. Me regocijo en mi pequeña venganza; nadie se horrorizará por ese gesto tan humano: matar a un ser que no posee esqueleto.

Busqué en el viejo desván de mi casa de infancia; fotos antiguas y la Leica de papá. Un arma (35 mm).

Inmóvil, la trampa del destino: “No te detengas, quedate quieto”, le dije al asqueroso animal. Y tomé mi mejor foto.

 

 

El instante

Algo de color por allí, puede que detrás… O quizás esté en la luz -o dentro de un naranja que espera con los brazos en jarra–; desafiante. Puede que por no atreverse a ser color, o por miedo a darse. Entonces todo comienza a ser claro en lo  oscuro, tanto  que, encandilando, se despliega en una habitación desordenada; como en algunos momentos el alma. Y otra vez eso que el graffiti callejero rezaba: “El maldito amor, que tanto miedo da”.

A Elizabeth Mentha.

 

 

Prochilodus lineatus

Los peces que comen barro viven en los ríos de los países pobres. Los peces que comen barro hurgan entre las patitas de los niños; en el Río de la Plata, en el Pilcomayo y en el Ganges. Pero no sólo los peces comen barro; también los oprimidos: en Haití las madres calman a sus hijos hambrientos dándoles galletas de barro; también  la Coca Sarli comió barro; fue su amor quien le metió la cabeza en la mugre del agua de Quilmes para que entendiera que no debía tener asco del rio. Y los sabaleros miraban, y más tarde se masturbaron debajo de un sauce. Hay barro en las taperas del norte, en las laderas de las montañas del bello Bariloche… Hay barro para todos los que no acepten las reglas. El barro de la zanja para el luchador de causas justas; y hay barro para los héroes de la historia que moran en las hojas de los libros y fascículos de Santillana. Pero ese barro será transitorio porque la mano hábil de un artista hará que él sea bronce. Y mandaremos a nuestros hijos a estudiar en el mejor colegio; y el mejor es ese que nos dice que la patria la hacen los que, subidos a un caballo, inmaculados, llevan la nación adelante;  sin tener en cuenta que jamás habrá palabras para el que limpia los inodoros, cambia el aceite de nuestros autos modernos o la que lleva los hijos de otros al colegio. Barro… Los peces que comen barro se llaman sábalos, van por el fondo chupando el limo sagrado del Sur, hecho de bosta humana depositada en el Rio de la Plata, de pedazos de hombres,  mujeres y niños arrojados desde el aire; y de cualquier cosas que llega por el Paraná. Así los pobres van por las orillas con sus tramayos buscando estos bichos de triste gusto, para adobarlos con perejil y ajo; pa´quedentrealbuyonfácil. La olla común.

 A Damián Luciani.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>