INUNDACIONES – El futuro de las galerías de arte de Nueva York.

por Viviana Muso.

Luego de las cuantiosas pérdidas ocasionadas por las inundaciones de octubre pasado, los galeristas del barrio neoyorkino de Chelsea temen por el futuro de su actividad, al tiempo que las autoridades advierten que el problema podría repetirse.

Las casi 200 galerías de arte que se asientan en Chelsea, concentrando la mayor parte del mercado de arte de Nueva York, se encuentran en una las zonas con mayor riesgo de inundación en esa ciudad, de acuerdo con las estimaciones de los expertos que evaluaron el impacto de los huracanes Irene (2011) y Sandy (2012).

El recuerdo de lo sucedido y las proyecciones de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias generan inquietud y preocupación por el comportamiento de la naturaleza y por la forma en que las inundaciones causadas por el río Hudson están afectando el valor de las propiedades y las condiciones y los costos de los seguros.

Voceros de las compañías aseguradoras indicaron que los pagos que deberán efectuar por daños provocados por las inundaciones licuarán las ganancias que obtuvieron durante años por los seguros de las galerías.

Por tal motivo, algunas aseguradoras prevén incrementar los montos de las pólizas para las galerías de la zona y otras, directamente, consideran excluir la cobertura por inundaciones.

En tanto, una encuesta demostró que muchos galeristas no contaban con seguros adecuados para cubrir ese tipo de contingencias, por lo que la desaparición de un número aún no determinado de galerías, tanto  grandes como pequeñas, podría ser otra de las consecuencias del huracán en el corto plazo .

Después de evaluar las inundaciones, las autoridades señalaron que los edificios ubicados en la zona de mayor riesgo deberían estar a tres metros sobre el nivel del mar. En algunos casos, las galerías pueden trasladar sus actividades a pisos más altos, pero en otros casos no y la única salida es la de mudar las actividades fuera de Chelsea.

Por otra parte, el gobierno analiza la instrumentación de un conjunto de requisitos (relacionados con los edificios y las pólizas contratadas, entre otros) que los residentes y los establecimientos de las zonas afectadas deberán cumplir para que, en el futuro, estén en condiciones de recibir ayuda oficial ante situaciones como la causada por el huracán Sandy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>