CRÍTICOS Emergentes / La libertad que esconde la geometría.

Por Luciana Casaburi
Alumno Área Transdepartamental de Crítica de Arte -IUNA

ver muestra relacionada >>>

El recientemente inaugurado Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires, apuesta fuerte en épocas difíciles para las inversiones culturales, abre sus puertas con una selecta exhibición sobre Geometría Abstracta.

Victor Vasarely, Avall, 1975, óleo sobre tela, 192 x 164 cm.Son las once de la mañana y el cielo primaveral de San Telmo se filtra por los ventanales del recién estrenado MACBA. Es posible que las autoridades del museo no imaginaran un día más ideal para su inauguración. La luminosidad que entra por la fachada totalmente vidriada del edificio, y por algunos tragaluces estratégicamente repartidos, avanza por casi todos los rincones haciéndole creer a uno que, en realidad, el sol forma parte del acervo del museo. En cierto sentido sí. La luz termina siendo uno de los tantos aciertos que ayudan a desplegar la potencia de una colección pictórica que por sí misma ya resulta vibrante.

VASARELY y el juego de tensión óptica

Intercambio Global. Abstracción geométrica desde 1950 es el nombre de la muestra con la que abre este nuevo espacio, que se suma al emergente polo cultural de San Telmo, justo al lado del MAMBA. Su moderno edificio, una “rara avis” dentro del paisaje de casas bajas e iglesias coloniales, provoca con el entorno un juego de contraste que nada tiene que envidiarle al Soho newyorkino. Una vez adentro las líneas austeras y limpias, de una correcta geometría euclidiana, ayudan a que el visitante deje el ruido urbano en suspenso y entre rápidamente en la frecuencia de la definida propuesta visual.

La muestra, un raconto de los últimos sesenta años de la abstracción geométrica mundial aunque con claro matiz latinoamericano, fue curada por el norteamericano Joe Houston -crítico y especialista en la materia- junto a María Constanza Cerillo la curadora en Jefe del museo, bajo la dirección artística de María José Herrero. El montaje se dispuso según cuatro ejes conceptuales: “Orden e inestabilidad”, “Efectos de color”, “Formas en expansión” y “Nuevos trayectos”. Cada uno de ellos propone, desde una óptica específica -estructuras, color, formatos y lecturas culturales-, develar los cruces y las distancias que entran en diálogo cuando se comparan obras de orígenes diversos, tanto geográficos como culturales. Es esa instancia de lo global, de lo universal del lenguaje geométrico lo que va a volver una y otra vez en las distintas salas del museo.

Pero más allá de la propuesta curatorial, que se vuelve visible especialmente en los temas del color y la forma, vale la pena conocer este nuevo espacio por el simple hecho de concentrar piezas significativas dentro de las producciones individuales de los muchos artistas que pueblan la exhibición. Dentro de ellas se destaca “Avall” (1975) de Victor Vasarely, digna de ser subrayada no solo por su peso histórico, sino porque cumple un rol fundacional en la colección de Aldo Rubino, director ejecutivo y padre del MACBA. Esta superficie de tensión óptica entre lo positivo y lo negativo, de inestabilidad visual en blanco y negro, fue la primera pieza geométrica adquirida por Rubino y razón por la cual abandonó definitivamente la compra de arte figurativo en pos de armar una colección que le siguiera. No es un dato menor que la iniciación viniera de la mano de uno de los pioneros del género. Otra joya de la muestra es la “Physichromies n° 321 –b” (1967) del venezolano Carlos Cruz-Diez, una obra de gran tamaño que invita al espectador a un recorrido dinámico, donde el juego de relieves y transformaciones se abre a múltiples lecturas.

Aldo Rubino enfatiza esa noción de libertad interpretativa a la que se presta la abstracción geométrica. Según sus propias palabras la operación más importante que se acciona frente a los cuadros es “el ejercicio democrático de la percepción, donde la sensación del color y de la forma tiene supremacía sobre cualquier otro factor”. Es que el género, al nacer del abandono a la referencia externa que el lenguaje plástico practica cuando se repliega sobre sí mismo, deja abierto un espacio flexible para que el observador actualice de modo particular aquello que es posible de ser percibido.

A casi cien años del surgimiento de la vanguardia abstracta y de su proliferación geométrica, el MACBA se anticipa al festejo y acerca al público una selección imperdible de cuadros, la mayoría nunca antes expuestos en la Argentina. Pero más allá del evento particular, la apuesta a gran escala que significa un emprendimiento de estas características en el incierto panorama económico y político, es motivo suficiente de celebración. Las obras, el edificio y el amor con que fue concebido este proyecto hacen de él una opción altamente recomendable de la agenda cultural porteña.

…………………………………………………..

Luciana Casaburi
[email protected]

Luciana CasaburiEstudiante de Crítica de Arte en el Iuna, trabajó durante cinco años como productora del programa de cine de culto “Primer plano I.sat” y actualmente se desempeña como colaboradora del artista cordobés Alfonso Barbieri. Recientemente realizó un viaje a Londres para profundizar sus estudios sobre curaduría en la Central Saint Martin y allí tuvo la oportunidad de trabajar en el montaje de la muestra de jóvenes artistas argentinos residentes en la ciudad inglesa.

…………………………………………………………………………………………….

2 pensamientos en “CRÍTICOS Emergentes / La libertad que esconde la geometría.

  1. Me encanto tu critica sobre la muestra.Como estudiante del IUNA,me alegra ver la calidad intelectual que desarrolla nuestra univrsidad del arte,dandole realze a la educacion publica y gratuita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>